Las seis ventajas empresariales al contratar software a medida

Fecha:
Sep 21 2015 11:09AM

Poco a poco se está expandiendo y generalizando en las empresas la contratación de software empresarial a medida. Estas soluciones personalizadas son adaptadas específicamente a las necesidades de cada empresa, aumentando considerablemente el valor de las mismas y generando una mayor productividad y optimización de los recursos.

El software empresarial a medida está ganando peso en las organizaciones con el paso de los años. Muchas empresas están viendo cómo el software tradicional (soluciones integrales o generales para cada público objetivo) no se adaptan a las necesidades empresariales. A veces, este tipo de software traen funcionalidades que no son necesarias, adecuadas o incluso no funcionales para una empresa determinada.

Poco a poco se está expandiendo y generalizando en las empresas la contratación de software empresarial a medida. Estas soluciones personalizadas son adaptadas específicamente a las necesidades de cada empresa, aumentando considerablemente el valor de las mismas y generando una mayor productividad y optimización de los recursos.

Aunque es cierto que el software a medida implica mucho más trabajo, servicios y atención por parte del proveedor tecnológico, lo cierto es que aporta ciertas ventajas. Beneficios que redundan directamente en el negocio del cliente final por lo que son el arma perfecta para justificar la inversión. Estas son algunas de ellas:

1. Adaptación: La principal ventaja del software a medida es la capacidad de adaptación. Al modular un programa en base a los requisitos de la compañía, es más sencillo atender sus necesidades y conseguir una herramienta más productiva. Esta razón es uno de los principales argumentos para conseguir que una empresa apuesta por este tipo de software. Una fórmula que centrará los esfuerzos en aquellas áreas claves para su negocio.

2. Fragmentación: La fuerte inversión a realizar puede ser uno de los problemas a los que se enfrentan los partners tecnológicos. El software a medida viene a resolver este asunto. Con este modelo se pueden ofrecer módulos concretos que pueden interesar en una primera fase para luego ir añadiendo nuevos cuando el presupuesto y negocio mejore.

3. Unido al punto anterior no nos olvidamos de la escabilidad. El software a medida permite crear paquetes personalizados desde los que se puedan conectar o desconectar aplicaciones o cargas de trabajo dependiendo las necesidades. Un beneficio más que redunda en el rendimiento corporativo.

4. Creando un software a medida, la empresa se garantiza que tiene un programa único del que no dispone la competencia. Si la solución es verdaderamente buena, estaremos en una posición más competitiva.

5. Los cibercriminales suelen tener como objetivo los programas más utilizados por su público objetivo. Sin embargo, si la empresa en cuestión crea un software amoldado, será más complicado atacar. Por supuesto, nada es imposible para los “malos” por lo que asegurarse de que los programas estén protegidos seguirá siendo primordial.

6. Precios de mantenimiento o de licencias. Muchas empresas desarrolladoras de Software a medida solo cobran el desarrollo del software. Una vez que se entrega el software, pasa a ser propiedad del cliente, dejando de pagar cuantiosas cantidades de dinero en mantenimientos o licencias.

Por tanto, es interesante que las empresas adapten a sus propias necesidades todos sus recursos empresariales, incluidos los recursos tecnológicos. Aunque en un principio la inversión puede ser un poco elevada en comparación al software más genérico, lo cierto es que está demostrado que con el tiempo las empresas suelen estar mucho más satisfechas con este tipo de servicios.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
  • Compartir en Google+