Cómo saber si tu ordenador tiene un virus

Fecha:
Sep 17 2015 10:53AM

A diario millones de ordenadores en todo el mundo se infectan con software malicioso proveniente de multitud de fuentes. Páginas web, archivos defectuosos y la conexión de pen-drive que no estén protegidos pueden provocar daños irreparables en nuestros PC.

A diario millones de ordenadores en todo el mundo se infectan con software malicioso proveniente de multitud de fuentes. Páginas web, archivos defectuosos y la conexión de pen-drive que no estén protegidos pueden provocar daños irreparables en nuestros PC. Estar al día de las posibles amenazas y conocer qué síntomas pueden ayudar a identificarlos puede resultar crucial a la hora de preservar nuestra información personal y un funcionamiento correcto del dispositivo en cuestión.

Aunque existe una gran variedad de “antivirus” capaces de detectar y neutralizar este tipo de software dañino, lo cierto es que en Internet conviven cientos de miles de amenazas en capaces de pasar desapercibidas. No existe, según explican informáticos consultados por La Buena Vida, ningún programa con un 100% de efectividad.

Sin embargo, podemos convertirnos en los grandes aliados de nuestro antivirus aprendiendo a identificar los principales síntomas que pronostican que nuestro ordenador está infectado de malware.

Estas son las claves a tener en cuenta:

1. Mal funcionamiento del sistema o lentitud. Este es el primer síntoma de que algo no va bien. Que algunas aplicaciones tarden en abrir, que se cierren solas o que comiencen a aparecer mensajes que antes no aparecían es una señal inequívoca que el sistema operativo de nuestro ordenador ha sido víctima de uno de los cientos de miles de virus que circulan por la red. La lentitud puede ser una causa derivada o una primera señal también. Los virus suelen afectar al funcionamiento de la CPU, por lo que se produce una sobrecarga de trabajo de la parte no afectada provocando una gran lentitud en procesos que conllevan unos tiempos normales.

Además, en esta misma línea, recibir mensajes de error del sistema operativo sobre algún programa o encontrarnos demasiadas veces ante archivos que no se abren son otro síntoma.

2. Instalación de barras de búsqueda. Muchos programas que descargamos habitualmente suelen conllevar en las condiciones de instalación que el usuario acepta la descarga de barras de búsqueda adicionales a las que ya tenemos y que en muchas ocasiones suelen venir infectadas de algún tipo de malware.

3. Aparición constante de ventanas emergentes en Internet. Son una de las principales fuentes de virus de Internet y también uno de los indicativos más claros de que un virus se ha colado en el sistema operativo de tu ordenador. Normalmente, un antivirus normal bloquea su aparición, por lo que si salen es que ya está infectado.

4. Daños constantes en archivos o en accesos a programas. Si a menudo tiene problema para editar, guardar o acceder a algún tipo de archivo o de programa, posiblemente tenga alguna vulnerabilidad en el sistema.

Por ello, es necesario según apuntan los expertos comprobar cada cierto tiempo la operatividad de nuestro antivirus. Se puede dar el caso de que se nos haya desactivado por alguna razón. Una de ellas puede ser que hayamos olvidado renovar la suscripción o que dispongamos de un sistema operativo incompatible con el programa del que disponíamos. Sin embargo, muchas veces un virus puede ser el responsable de que se nos desactive. Es importante, por tanto, estar alerta.

Otro consejo importante es hacer copias de seguridad cada cierto tiempo y con periodicidad constante. A nivel usuario, se recomiendo hacer una copia de seguridad de todo el sistema cada 3-6 meses. En caso de ordenadores empresariales o que contengas datos importantes y sensibles, lo aconsejable es hacer una copia de seguridad cada mes.

En todo caso, si las vulnerabilidades son reales e incómodas, lo mejor será restaurar o formatear los sistemas e reinstalar toda la última copia de seguridad.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
  • Compartir en Google+